Minera Yanacocha destruyó casa de campesina Máxima Acuña

Después de que se denunciara la destrucción de los cimientos de una nueva construcción de Máxima Acuña de Chaupe por parte de personal de seguridad de la compañía minera Yanacocha, la campesina cajamarquina manifestó su indignación por el accionar de la empresa y pidió que no mientan al señalar que ese terreno les corresponde.

 “Que me enseñen un documento que los favorezca a ellos, que demuestren que yo les he vendido este terreno. A Yanacocha le quiero decir que tenga conciencia y no sea tan descarada ahora para reclamar y salir por sus medios de comunicación, a decir que estoy en su territorio”, dijo a NoticiasSer.pe.

Acuña de Chaupe narró que el día de la intervención se encontraba cocinando, cuando entraron 200 policías. Indicó que quería tomar fotografías con su cámara pero los efectivos no lo permitieron. Dijo que un grupo de los policías se acercó a la zona donde estaba su esposo con los peones, y otro grupo de policías llegaba con personal de la minera.

“Nosotros lo único que podíamos hacer era gritar, llamar, pero nadie nos ha ayudado, solamente Dios nos ha cuidado, y en vimos que destruyeron toda la vivienda que estaba ya construida”, expresó.

Indicó que “por intermedio de los abogados se está haciendo una denuncia, y pidiendo que se haga una investigación mayor a los comandantes, a los jefes de la policía, porque han venido a utilizarnos".

imagen-maxima-acuna-de-chaupe

Alegando que Minera Yanacocha continúa con el hostigamiento contra Máxima Acuña de Chaupe –con quien esta empresa mantiene un litigio por tierras–, un grupo de jóvenes se apostó en la entrada de la sede de la compañía minera para expresar su solidaridad con la campesina cajamarquina.

Los manifestantes desplegaron pancartas y, con megáfono en mano, lanzaron frases contra Yanacocha. También lamentaron la pérdida de cinco vidas durante las protestas por el proyecto Conga.

Refirieron que el 20 de enero pasado agentes policiales junto con personal de la empresa Securitas –encargada de la seguridad de Yanacocha– ingresaron a la vivienda de Acuña de Chaupe para impedirle que realice mejoras en su vivienda a pesar de que en diciembre del 2014 la Sala Judicial de Apelaciones de Cajamarca había emitido una sentencia que la favorecía.

La familia Acuña les exigió a los policías que se retiren del inmueble, pero estos habrían respondido con amenazas.

Los jóvenes gritaron a voz en cuello que de producirse un nuevo hostigamiento ellos volverán a la sede minera para expresar su condena.

Al respecto, la Gerencia de Comunicaciones de Minera Yanacocha indicó que tal hostigamiento no se produjo. 

"El juicio no ha concluido. La señora ha estado haciendo nuevas construcciones y la empresa quiso constatar el hecho con la Policía. No hubo actos de violencia", señaló Roberto del Águila.

 

FUENTE: La República