Los transgénicos, el gran perjuicio para la madre tierra

Por: Roxana Escate
  This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
Dirección de Jurídica y Derecho
Miembro de OIDI PERÚ


Los transgénicos han sido desde sus inicios en el siglo XX un gran problema y atentado para la humanidad, esto se debe a la manipulación de la carga genética, con este descubrimiento se empezó a utilizar la reproducción sexual de las plantas para crear nuevos especímenes, esto se refleja con la primera creación transgénica realizada a una planta de tabaco, la cual era resistente a los insecticidas y eficiente en su reproductividad [1].

Asimismo los transgénicos traen efectos negativos para el patrimonio genético como:

La erosión genética, con ello se busca privilegiar a la tecnología transgénica por encima de la agricultura tradicional, atentando directamente en contra de la biodiversidad, además la contaminación genética mediantes estos productos generan la polinización siendo su medio conductor el aire, provocando la erosión genética en otros cultivos no transgénicos, volviéndolas estériles y con menos capacidad de adaptación. Riesgos para la salud humana, el consumo de los productos transgénicos representa una amenaza para la salud, pues implica reacciones adversas como, la resistencia a los antibióticos. Además, aumentan las reacciones alérgicas, esto debido a la manipulación de las plantas, y además la creación de una nueva colonia de virus [2].

transgenicos

También significa, un ataque al corazón de las culturas, la contaminación directa a su centro de origen, considerado así como un atentado violento al corazón de la las culturas y a la base de su autonomía indígena. También, privatizan la vida, esto significa un atentado directo hacia los agricultores, los cuales están amparados con los llamados Derechos de los Agricultores, reconocidos por las Naciones Unidas, como el derecho de todos los agricultores de conservar y guarda sus semillas para su próxima cosecha, al ser los transgénicos patentados, obligarían a los agricultores a comprar semillas nuevas cada año [3]. Luego, la contaminación del suelo por excesos de las toxinas agregadas a las plantas transgénicas el cual los convierte en terrenos eriazos y estériles, incapaces de poder ser rehusados en otra cosecha. Pues observamos que las consecuencias de usar los productos transgénicos en nuestra alimentación diaria y a largo plazo, detalla una amenaza no solo para los seres humanos, sino también para nuestra biodiversidad, estos reflejados en el patrimonio genético como es el caso del maíz y la soya, productos altamente manipulables y mutables.

La Ley Marco de la Tierra Madre en Bolivia vendría ser, como la ley salvadora para la liberación de los transgénicos en Bolivia, prohibiendo también su implementacion en algunos alimentos. Ha sido un avance de protección para la salud humana, pero también existen otros ítems tan importantes como es, el cuidado de la Madre Tierra, revalorada y asentada como la piedra angular, siendo el punto de origen y término de la vida en la tierra. Esto se encuentra asentado en el capítulo 2 artículo cuarto, en el cual menciona que “la madre tierra es un ente complejo y dinámico compuesto de microorganismos, plantas y otros seres de su entorno, en donde interactúan con los seres humanos y el resto de la naturaleza, considerados en un todo como una Unidad funcional, los cuales se ven influenciados por factores climáticos y geológicos. Así como las actividades productivas y la diversidad cultural. Tomando en cuenta, también las cosmovisiones de las naciones y los pueblos indígenas originarios campesinos, interculturales y afro bolivianos”. En otra parte de esta ley, precisamente en el capítulo 3, aritculo7, inciso2 explica exactamente y con precisión nuestro tema, el Derecho a la Diversidad de la vida, la cual menciona enfáticamente “el derecho a la preservación de la diferenciación y la variedad de los seres que componen la madre tierra, sin ser alterados genéticamente ni modificados en su estructura de manera artificial, de tal forma que se amenace su existencia, su funcionamiento y potencia a futuro” [4].

Existen otras legislaciones como las de Perú, exactamente la ley 29811 que tiene un Reglamento en Contra del Ingreso de los Organismos Vivos Modificados (OVM) [5], por lo cual sean prohibido la producción e ingreso en el territorio nacional por un periodo de 10 años, comprendidos estos desde el 16 Noviembre del 2012 hasta el año 2022, estos especificados en cuanto a la producción, cultivos y crianza, incluidos los acuáticos y a ser liberados en el ambiente, por la prevención de que contaminen a las especies nativas del Perú. Según menciona este reglamento otro de sus fines es fortalecer las capacidades nacionales, desarrollar la infraestructura y las líneas de base que preceptuarán la ley en sí.

IMG 0694 - copia 1

Sin embargo, existe una línea delgada que no contempla este reglamento, pues lo antes dicho no impide que los OVM ingresen para fines de la alimentación humana y animal, así como para uso veterinario y farmacéutico, además uno de las bomba de tiempo a largo plazo seria que no prohíbe la investigación de los OVM en espacio confinados, es decir aquellos lugares amplios o reducidos, en el cual las entradas o salidas poseen accesos restringidos y no resultan aptos para salud en su interior, algunas veces referidos para usos de investigación [6]. No solo existen esta problemática de reglamentos que dejan abiertas las puertas a la incertidumbre y desprotección a la sociedad, sino también existen conflictos de mecanismos internacionales como los Tratado de Libre y Comercio (TLC) pues estos convenios realizados con el emporio de los EE.UU sujetan a las mayoría de países que concretan tratados con ellos a condiciones que hacen peligrar las normas internas de cada País, como así , pues al ser unos de los más importantes productores de maíz, soya y trigo transgénicos , su Pseuda comercialización con fines de paliar la pobreza y mitigar el hambre a nivel mundial, resulta ser un mecanismo de presión para establecer sus acuerdos bilaterales, consiguiendo eliminar las normas de etiquetados y regulación de la entradas de transgénicos, así como requerimientos de información sobre los mismos y con ello se logra que las empresas productoras de los EE.UU se fortalezcan enormemente [7].

En este sentido, una alternativa de lidiar con esta bomba de tiempo, seria encontrar un punto en común en la legislaciones asentadas en los TLC , respecto a disminuir las asimetrías de intereses y beneficios unilaterales , sobre cuáles son los estándares de calidad a seguir, estos relacionados a los problemas socio ambientales que no han sido tomados en cuenta y que además son contrarios a la legislación nacional, el cual señala el compromiso de los empresarios con las políticas de gestión ambiental y de responsabilidad social. Por otro lado, el ampliar el contenido de la legislación ambiental en estos convenios ayudaría mucho a tomar en cuenta, puntos que están aun desprotegidos como, panificación y ordenamiento territorial, el aprovechamiento de los recursos naturales, el conocimiento colectivo de los pueblos indígenas u comunidades campesinas. Solo nosotros seremos los protagonistas de un cambio para bien de nuestra humanidad.

___________________________________________________

[1] http://tecnogrup1d.jimdo.com/historia-de-los-alimentos-transg%C3%A9nicos/
[2] http://www.forocomunista.com/t2261-cultivos-transgenicos-y-los-danos-que-producen
[3] http://servindi.org/actualidad/118334
[4] http://www.whale.to/c/bolivia-law-of-rights-of-mother-earth-eng-js121011.pdf
[5] http://www.minam.gob.pe/wp-content/uploads/2013/08/113252603-reglamento-ley-moratoria-ovm.pdf
[6] http://www.actualidadambiental.pe/?p=17289
[7] http://revistaargumentos.iep.org.pe/articulos/los-transgenicos-y-el-futuro-de-la-agricultura-peruana/