Evo Morales, el ganador de Bolivia

Ante los resultados de las elecciones generales, el Presidente reelecto Evo Morales demuestra que Bolivia aprueba los logros de su gobierno. "He convocado a todos los alcaldes a trabajar y nos hemos ganado la confianza de todos los bolivianos y por eso hemos ganado", expresó.

Los bolivianos eligieron este 12 de octubre a Evo Morales para que continúe al frente de la Presidencia del país. Más del 60 por ciento de los electores apoyó con su voto al mandatario nacional para un tercer periodo. Con esto, Evo se convierte en el primer presidente boliviano con más años continuos de gestión en la historia democrática de Bolivia.

Esta victoria es fruto de las reivindicaciones sociales que Evo como Presidente ha logrado para el bienestar y el desarrollo económico y social para el pueblo boliviano.

Lo social es lo principal

Morales conoce la pobreza, ha sentido el hambre, el trabajo duro y la injusticia, de raíces aymaras, sabe que mentir, robar y el ser flojo van en contra de los principios de su familia. Ha sentido las mismas necesidades de su pueblo y por eso entiende la sed de justicia de Bolivia.

El primer presidente indígena de Bolivia, ha sido férreo defensor de los derecho de los pueblos originarios y del derecho de su país a la autodeterminación, desafiando las pretensiones intervencionistas de EE.UU. y de los organismos internacionales que están bajo la influencia de ese país.

En su primer gobierno, Morales nacionalizó industrias de recursos naturales con lo que garantizó el crecimiento económico de 5 por ciento anual para su país, con eso ha logrado 10 años de progreso para Bolivia.

En 2008 Bolivia fue declarada territorio libre de analfabetismo, y ha disminuido la pobreza extrema de 38 por ciento en 2005 a 20 por ciento en 2013, esto gracias a la redistribución de la riqueza a través de programas sociales condicionados dirigidos a las poblaciones más vulnerables.

Estos logros le han permitido sumar victorias entre las que destacan la aprobación de una nueva Constitución y ser electo Presidente tres veces consecutivas.

Siempre a la izquierda

Su incursión en la política inició en 1983 como Secretario de Deportes del Sindicato Agrícola de San Francisco, de ahí en adelante su ascenso como líder sindical fue rápido, desde esa trinchera luchó por los derechos de los campesinos cocaleros en contra de las leyes que buscaban la reducción de la producción de la coca.

Sus constantes luchas por la soberanía de Bolivia sobre sus recursos naturales lo destacaron durante la conocida “Guerra del Gas”, en la que se pretendía privatizar la industria del gas natural boliviano.

Morales, de pensamiento socialista, se identifica con los gobiernos progresistas de la Región, lo que lo ha llevado a establecer alianzas estratégicas con países como Venezuela y Ecuador, que se marchan en los principios de integración y la cooperación entre los países.

Su tercer mandato

Su cercanía a los bolivianos y su capacidad de empatizar con los más desposeídos y de poder traducir las exigencias del pueblo en beneficios sociales han generado una conexión entre Evo Morales y su pueblo.

Los indígenas bolivianos lo identifican como suyo, los sindicalistas simpatizan con sus políticas, practica fútbol como el niño que fue y eso genera simpatía entre adultos y jóvenes, su retórica es simple y reclama, igual que todos, la justicia que le fue negada a Bolivia y a América Latina por mucho tiempo.


Lo acusan de no tener formación académica, sin embargo Evo Morales ha logrado en pocos años lo que todas las gestiones anteriores no pudieron lograr, instaurar un proceso de cambio político y social en Bolivia.

 

Fuente: TelesurTV.